Skip to content

CUANDO AMAR YA NO ES UN VERBO

A: Tú.

M: No, tú.

A: Pero yo a ti más.

M: No tanto como yo a ti.

A: ¿Cuánto?

M: Mucho.

A: ¿Solo?

M: No, mucho más. Infinito.

A: Y yo a ti eternamente, en espacio y en tiempo.

M: Yo a ti, también.

A: Pues yo, sin ti…

M: Yo tampoco.

A: ¡Qué felicidad!

M: ¡Desde luego!

 

Cuando amar ya no es un verbo. (El Observatorio)