Skip to content

SOIS SERES SENSIBLES (texto)

Encontraré esta nota entre los restos de la nave FÉNIX que caerá en el desierto de Gobi a finales del siglo XXI. Debido al mal estado del soporte sobre el que se imprimirá, se tardará mucho tiempo hasta su total transcripción. El resto del texto desaparecerá para siempre.

«…también yo soy un ser sensible y siento nostalgia cuando le veo observar el universo desde la plataforma móvil de la nave. Antes de dormirnos le observo mientras se fuma un cigarrillo y su mirada se desplaza arrastrada por el paso de un cometa. Absorto. En su abducción, y mientras dibuja con el dedo una parábola en el aire remarcando dos puntos concretos, comenta:

-Mira, eso es Marte y ahí está la Tierra.

Entonces yo apago las luces de la cápsula para ver mejor el espacio. Dentro de una oscuridad casi absoluta las puntas luminosas de nuestros cigarros dan pistas certeras de dónde se encuentran nuestros cuerpos. Dos puntos rojos se desplazan en el aire acompañados de suspiros casi imperceptibles. Su cuerpo está cerca pero yo le siento muy lejos. Él asegura que todo anda bien. Esta noche, procurando no molestar, observo su querido perfil silueteado en la oscuridad. Su mirada  infinita le arrastra y entonces tanteo con mi mano el vacío y me acerco más a su cuerpo hasta rozarle. Descanso mi mano sobre su espalda cuando la encuentro y entonces siento que está lejos, a varios años luz.

-Mira, eso es Marte y ahí está la Tierra.

Y el dibujo de la parábola otra vez.

Su mente sigue volando cuando una extraña brisa se levanta a nuestro alrededor. Me aterra que él pueda escapar, que le pueda perder. Entonces, en un intento de posesión que me avergüenza, me agarro a su mirada como a la cola de esa estrella fugaz que cruza el firmamento y me dejo arrastrar. En la oscuridad mi mano acaricia su nuca y se desliza recorriendo su piel. Coreografiando nuestros movimientos, nos abrazamos. Mientras el cometa nos lleva, a tientas nos desnudamos y desaparecemos en el oscuro infinito. Ahí permaneceremos hasta el final de los tiempos.»

 

SOIS SERES SENSIBLES (texto). El Observatorio