Skip to content

SI NO TE IMPORTA MI GLUCOSA, ENFERMO

Camino contenta.

Acabo de recoger unos análisis de orina y sangre para una revisión rutinaria, y camino contenta aunque todavía ignoro los resultados de las pruebas: todo espera dentro del sobre.

Pero camino contenta porque se está generando una oportunidad única para que tú, que me esperas en casa, me recibas con ansia, me arranques el sobre de las manos y quieras comprobar, sin perder un segundo, si la química de mi cuerpo está bien. Y es que si algún día siento que mi nivel de glucosa en sangre no te importa, enfermo.

 

SI NO TE IMPORTA MI GLUCOSA, ENFERMO. El Observatorio